Dice el Evangelio (Mc 3, 14) que el Señor “los llamó para que estuvieran con Él y enviarlos a predicar”. […]