Crónica

La peregrinación a Santiago ha sido un reresize50_ND_0877galo de Dios en cada detalle. El 23 de julio comenzamos nuestra andadura: hicimos noche en Cantalapiedra, en donde pudimos visitar a las monjas Clarisas que nos dieron un impactante testimonio; el 24 fuimos acogidos en Finisterre, en donde no olvidaremos aquella cena mov
idita, amenizada con cantos de una consagrada gallega mientras los andaluces acompañábamos con palmas. ¡Todo un cuadro!

Comenzamos en la mañana del 25 de julio nuestra peregrinación a pie, encomendados al apóstol Santiago, cuya fiesta celebrábamos ese día. Primero fuimos al faro de Finisterre en donde pudimos quedar sobrecogidos ante la grandeza de la creación de Dios. Aprovechamos para hacernos muchas fotos y para ofrecer el día y el camino al Señor por medio del apóstol. D. Rafael nos dirigió unas palabras de ánimo y aliento, nos habló del sentido de la peregrinación, de los peregrinos y del camino de Santiago.

Desde allí, los autobuses nos llevaron hasta las cascadas de Ézaro: este sería el punto inicial de marcha. Protegidos por la Protección Civil de Carnota comenzamos a caminar a lo largo de la Costa da Morte.

¡Qué bonito es ver la acogida que lasresize50_ND_0487_compressed personas de los pueblos nos brindan a nuestro paso! Muchos de ellos nos abren su casa para ir al servicio, otros nos ofrecen agua fresca, algunos nos refrescan con su manguera… ¡Todos nos saludan y nos felicitan por peregrinar!

Es un testimonio ver a los jóvenes de la diócesis entrar cantando, dando testimonio de la alegría del Evangelio, del gozo de seguir a Cristo; es impactante ver en un carril a los jóvenes y en el otro a los sacerdotes con la estola morada, confesando constantemente a los jóvenes que se acercan; es precioso para el pueblo que nos acoge que nos unamos a su comunidad parroquial para celebrar la Misa.

Según iban pasando los días, el cansancio se iba notando, pero también la entrega de cada uno: en tender la mano para ayudar al más débil, en ofrecer el poco agua que a uno le queda, en cantar cuando uno no puede más o contar un chiste malo para animar a los peregrinos… Como dijo D. Rafael en uno de sus tweets, peregrinar es rezar con los pies, y así lo hemos experimentado: cada kilómetro, cada paso ha sido motivo de encuentro con Dios, de encuentro con los hermanos, con la Iglesia joven y viva.

La entrada a Santiago fue realmente memorable, alegre, emocionante y ungida. Quién más quién menos, las lágrimas no podían contenerse de la emoción y de la acción de gracias a Dios por tanto bien recibido. D. Rafael, que caminó todo el camino con nosotros, dirigió la oración al Señor y al Apóstol: cantamos, oramos, pedimos… en definitiva, entregamos nuestra vida a Dios.

resize50_ND_9042_compressedYa en Santiago, pudimos tener, además de tiempo libre, un rato largo de oración ante el Santísimo expuesto, quien nos bendijo y habló por medio de su Palabra.

Y cuando parecía que ya no nos quedaba más por vivir, la Virgen nos regaló la guinda de la peregrinación: ir a verla a Fátima. ¡Qué regalo la Misa en la Capelinha! ¡Qué regalo el Rosario de antorchas! Es impresionante ver cómo gente de sitios tan distintos y lejanos acuden a la protección maternal de la Virgen, desde los cristianos de la vieja Europa, hasta los hermanos perseguidos de países asiáticos y árabes.
Realmente, a nosotros nos hace replantearnos de qué manera estamos viviendo nuestra fe. También fue impactante ver cómo varios jóvenes de la peregrinación se unieron al camino penitencial que muchas personas ofrecen, andando de rodillas, por su conversión, la de alguna persona, en acción de gracias o como ofrenda de vida al Señor.

¡Gracias, Señor, por tantas cosas como nos permites vivir y los regalos que nos dejas ver en el corazón de los jóvenes!

La próxima actividad con la que comenzaremos el curso será la peregrinación a la Virgen de los Santos (Alcalá de los Gazules) del 10 al 12 de octubre. ¡Allí nos vemos!

resize50_ND_9187_compressed

Gabri, el mago
Cuento mi experiencia, que ha sido fantástica, es cierto que hablé en la parada que hicimos y fuí muy breve, al igual que lo seré ahora pues no hay nada más que decir que: ¡Gracias!. Gracias a todos por la comunión que ha habido y especialmente gracias a Dios por haberme regalado esta peregrinación. Que decir que el camino de Santiago me ha cargado las pilas y que me ha ayudado mucho porque estaba en un tiempo de duro discernimiento en mi vida, y gracias a vivir profundamente la peregrinación me ha ayudado a reflexionar y darme fuerza para tomar una decisión. Me ha ayudado especialmente hablar con otras personas con el camino, la confesión y sobretodo, ver y aprender de todos, su forma de ser o sus actitudes, por eso todo habéis influido para que entre desde el primer momento en la peregrinación, a pesar de ser de otra diócesis. Gracias a todos ! sonrisa La Paz, Gabriel, el “mago” PD: Gracias también por ser buenos espectadores 😛

Nono, Chiclana
Nono Se acaba esta aventura q empezamos hace 11 días. Desde aquí tanto mi Mujer, Encarni como yo Nono, queremos dar las gracias a estos magníficos jóvenes por su acogida, su alegría, su ilusión. Piedras vivas de distintas medidas que forman la Iglesia de Cristo. Nos hemos sentido muy a gusto con ustedes. La dureza del camino queda en tercer plano si se hace con gente como ustedes. La Diócesis se puede sentir orgullosa de tener esta juventud. Gracias por acogernos. Igualmente agradecer a Don Rafael su cercanía sudando en el camino junto a nosotros y repartiendo sabiduría. Con ustedes, no voy a decir al fin del mundo pues ya hemos estado, pero si a donde queráis.” Muchísimas gracias por estas palabras, y a todos los que queráis enviarnos vuestro testimonio, ya sabéis, ¡a por ello!

Luis Alfonso, Tarifa
Cuando en la peregrinación al santuario de la Luz Pilar me contó los planes que había para hacer el camino de Santiago, casi que me decidí a ir, pero cuando me dijo que a la vuelta íbamos a Fátima… mi cabeza empezó a pensar como sacar el dinero y el tiempo para unirme a esa gran peregrinación que tanto me podía servir y reforzar así mi fe. Mi experiencia empieza desde el camino anterior a la peregrinación en la que con la revista que hicimos para financiarnos el viaje descubrimos el apoyo que mucha gente puede darte, pero es que en la peregrinación lo pude confirmar, éramos una gran familia, en el autobús, en el camino, donde dormíamos… todos nos apoyábamos y nos ayudábamos mutuamente… y es que el Señor estaba allí, con nosotros caminando, durmiendo, en el río, en cada oración y en cada capilla. Su presencia se hacia notable en toda la peregrinación y la de la Virgen en Fátima, el lugar donde más he podido notar su presencia. A mi personalmente el camino me ha marcado, me ha dado muchos y buenos amigos, confianza… yo fui con la meta de reforzar mi fe, de llenarme de la fuente y vuelvo empapado de él. Y para que quede constancia de que éramos una gran familia, nos lo pasamos en grande y estuvimos con el Señor casi 2 mil fotos 😀

Chus, Cádiz
Hoy hace una semana de cuando volví de Santiago de Compostela…o mejor dicho, de Fátima, que fue al último lugar que fuimos antes de volver a casa. Aún me recuerdo a mi sentada en el banco oyendo todos los nombres de aquellos que habían sido mis compañeros de viaje, personas que cuando subían el escalón para recoger el diploma, parecían totalmente distintas a como los veía el primer día. Todos parecíamos ir a la peregrinación en busca de algo: unos diversión, otros reflexionar y desconectar un poco del mundo, otros buscaban respuestas… sin embargo, creo que todos hemos encontrado un poco de todo cuanto buscábamos, o por lo menos yo puedo decir que para mí ha sido así. Debo reconocer que el último día antes de empezar la peregrinación se me quitaron todas las ganas de ir porque no paraban de sucederme cosas que parecían impedirme empezar mi camino con tranquilidad, pero como siempre ( ya que en todas las peregrinaciones me ocurre, y doy gracias a Dios de que sea así) me digo: si tantos impedimentos tengo es porque mucho bueno tendré que sacar de allí, y como siempre, no me equivoqué. Ya no solo doy gracias por las personas que he conocido, que son maravillosas, sino también por cada rato vivido: la misa en Plasencia, la visita a las clarisas de Cantalapiedra ( con sus preciosísimos testimonios y con el encuentro de alguien muy preciado para mi), las largas marchas llena de frutos secos, chuches, canciones, chistes malos, silencios y rosarios, pero sobre todo, de gente con la que pude compartir momentos especiales. También doy gracias por la comida que esperaba con ansia tras la marcha ( jamás he comido tanto como allí), por los ratos en piscina, río, playa….por las tan deseadas duchas después de las marchas en las que no caía ni gota de agua!!¿y que menos de los ratos de catequesis o las misas diarias? ¿O que menos decir de la hora santa? ¡¡Si hasta doy gracias por dormir en el suelo y los dolores que tenía en el cuerpo acumulados del dormir y del Selfieandar!!Pero por mas que digo, se me quedan cortas las palabras…porque cada momento que he vivido en ese autobús ha sido una bendición. No puedo decir que todo haya sido perfecto, porque la perfección no existe, porque aunque ahora me alegre de mi dolor de pies en su momento no lo hacía, pero eso es precisamente lo que mas me ha ayudado de la peregrinación: me ha hecho ver que hay veces en las que decimos un ‘ no puedo mas o un ‘aquí me quedo, hasta aquí llegué’ , pero que siempre se puede dar un paso mas y seguir adelante, siempre se puede un poco mas, tanto en tu vida diaria como en ese camino, se ve reflejada a la perfección la frase que quizás sea mas conocida para un peregrino: Sin dolor NO HAY GLORIA.

Lidia, Ceuta
Hola soy Lidia, una de las caballas ^_^. Esta peregrinación ha sido una mas que incluir de las ya vividas con las pastoral y de la cual me llevo una buena experiencia como con todas las anteriores. Tengo que decir que cada una de ellas ha sido única y especial; y en esta, cabe destacar que ha sido, por así decirlo muy Familiar, ya que a pesar de haber estado unas 75 personas (que se dice pronto) hemos podido conocernos y conectar todos con todos. En todo viaje siempre pasa algo, la verdad para que mentir, pero ahí se ve la verdadera acción cristiana y como funciona una verdadera iglesia. Como nos preocupamos todos con todos y hacemos una piña. Esta PEREGRINACIÓN la he podido compartir con mis mejores amigas, Estela y Rocio, aunque no eramos las únicas caballas.Es la segunda vez que hago el Camino de Santiago pero la he vivido como si fuera la primera y única vez y con mucha mas ilusión. Desde el primer día ya se me estaba rellenando mi FE con cada detalle y palabra que oía y veía. Me hizo mucha ilusión reencontrarme con el Padre Carlos. Estuvo muy interesante como las propias Monjas Clarisas nos contaban sus historias y nos contestaban a todas nuestras preguntas. Cuando empezamos andar, cada etapa fue única. Aunque fueran decayendo algunos de los peregrinos, ellos también ponían su granito de arena en otro lado y en cada rosario que hacíamos nos acordábamos de ellos. Con algunas de las personas que nos encontrábamos nos ofrecían su caridad de rellenarnos las cantimploras y de utilizar sus baños. Cuando ya estaba en Santiago, sentía el cosquilleo de que faltaba poco, y al llegar a la plaza del Obradoiro todos empezamos a cantar mas y mas fuerte para hacernos mas presente y que todos veníamos CON, POR y PARA el mismo fin. En Fátima vi la devoción de cada una de las personas que había por allí. Esperando a que comenzara nuestra misa, aun no había terminado la misa anterior que se estaba dando en otro idioma, pero a pesar de ello me impacto de que “No hay Fronteras” sea el idioma que sea, raza,color… Todos rezamos a una voz. En el Rosario nocturno también se vio este hecho. Yo también Fátimahice, como otros jóvenes de la pastoral, la promesa y sacrificio de ir de rodillas. Agradecer al Obispo por estar con nosotros, que se le vio que lo disfruto incluso mucho mas que algunos de nosotros; a esos cocineros y conductores;a Eli y Patri; a los curas con y sin L, sobre todo en las confesiones; y en especial a Maria y Pilar que siempre están ahí y podemos contar con ellas. Para finalizar… Este peregrinaje me ha dado la fuerza y energía para que en mi día a día tenga mas pendiente a Dios en mis oraciones, en los laude. en las completas…

José Manuel, Chiclana
Espero poderreflejar en estas líneas que escribo las vivencias y emociones en el largo camino a Santiago desde que salimos ese 23 de Julio desde Chiclana. Desde el día anterior a la salida ya estaba muy nervioso por la salida del día siguiente, pero sobre todo por la de personas nuevas con las que me iba a encontrar y iba a convivir durante esos largos 10 días. Una vez que llegamos a Plasencia y celebramos la eucaristía en esa preciosa catedral, volví a retomar esa tranquilidad y volví a recordar el por qué hacía esa perenigracion. Cuando llegamos al fin a Cantalapiedra y tuvimos la oportunidad de conocer a esas maravillosas monjas, me sentí muy reflejado en algunas de lws historias que contaban. Pasaron las dos primeras noches y por fin comenzaron las marchas. La primera se me hizo muy amena ya que eran pocos kilómetros y no estaba apenas cansado, además, mis compañeros me lo hicieron muy ameno. Cuando por fin llego el día de descanso todos pudimos relajarnos y tener un día de convivencia entre todos y poder pasarlo genial en una prometida piscina cosa que no pudimos pero nos lo pasamos mejor bañándonos todos en el río y comiendo una estupenda paella hecha por nuestra querida Juani. Como no me quiero alargar mucho voy a contar la mejor experiencia que me he llevado del camino es gran día el día que llegamos a Santiago. Ese día me levanté con muchas emociones ya que en poco kilómetros llegábamos, cada vez que nos íbamos acercando y cuando vimos la primera concha más emocionado estaba, pero todo llego cuando porfin entramos en la ciudad ya por ahí está muy emocionado pero cuando íbamos todos cantando y subimos el primer escalón de la catedral ya no pude contener más mis lágrimas y empezar a llorar ya que el Señor me demostró lo mucho que me ama y lo mucho que me quiere y lo más importante fue cuando pude estar a solas con el Santísimo pude ver que es lo que quiere el Señor de mi. Terminada nuestra perenigracion a Santiago todavía nos quedaba algo muy importante que era darle gracias a la virgen de Fátima por la gran perenigracion que habíamos tenido mis compañeros y yo. Una vez llegado a Portugal y habiendo tenido problemillas con el alojamiento la grandísima Toñi me abrió los ojos del gran problema que tenía al no poder dormir con mucha gente. Gracias a ella esa noche pude dormir sin problemas, bueno y siguiendo después de la celebración de la Eucaristía en la capelinha que fue muy emocionante puede revivir de nuevo lo mismo que en Santiago y pude darle gracias a la Virgen en ese precioso Rosario de antorchas. Bueno y como siempre cuando algo acaba llega lo peor la despedida, fue lo más duro despedirme de esas grandísimas personas que me habían hecho pasar esos 10 días inolvidables. Me despedí pero no les dije adiós ya que espero verlos a todos en la perenigracion a la virgen de los Santos en Alcalá.

b_ruta

Antes de llegar a Santiago… ¡hay mucho que ver! Y que andar…

Miércoles 23 de julio

Después de que el autobús nos haya ido recogiendo a cada uno en su lugar de origen, llegaremos a Plasencia, en donde celebraremos nuestra Misa inicial de peregrinación en la Catedral de esa diócesis. Después, continuaremos camino hasta Cantalapiedra (Salamanca), en donde nos recibirán las monjas Clarisas y tendremos un coloquio con ellas.

01ruta

Jueves 24 de julio

02ruta

Viernes 25 de julio – Santiago Apóstol:
Finisterre – Ézaro (en bus) – Carnota (15 km)

Desde el cabo de Finisterre, contemplaremos las maravillas de Dios, y comenzaremos nuestro camino, después de encomendarnos al Apóstol. Saldremos desde la cascada de Ézaro y haremos noche en Carnota.03ruta

Sábado 26 de julio:
Carnota – Muros (15 km)

04ruta

Domingo 27 de julio:
Muros – Serra de Outes (24 km)

05ruta

Lunes 28 de julio:
Serra de Outes – ¡Descanso!

Después de tres etapas, tendremos un día de merecido descanso, convivencia, piscina…

descanso

Martes 29 de julio:
Serra de Outes – Negreira (23 km)

06ruta

Miércoles 30 de julio:
Negreira – Santiago (20 km)

¡Por fin llegamos a Santiago para agradecer al Apóstol nuestro camino y tantos regalos del Señor! Tanto este día, como el siguiente, podremos dormir en albergue, para un merecido descanso.

07ruta

Jueves 31 de julio:
Santiago

Este día podremos celebrar la Misa del peregrino en la Catedral de Santiago, venerar las reliquias del Santo y dar un beso a su imagen. También habrá tiempo para un pulpito a la gallega…

Catedral_de_Santiago_de_Compostela_10-29278_200x200

Viernes 1 de agosto:
Santiago – Fátima

Qué mejor modo de terminar nuestra peregrinación que poniéndonos en el Corazón de la Virgen. Por ello, acabaremos ofreciendo nuestra vida en Fátima.

fatima

b_infopractica

¿Cómo caminaremos?

Flecha-caminoDurante el camino, cada uno caminará con su mochila pequeña, en la que llevará su agua, crema, gorra, cosas para picar en las paradas… Y la maleta grande será transporta por los autobuses.

Los GES (grupo de emergencias supramunicipal) nos cubrirán durante el camino, por lo que estaremos en todo momento protegidos y guiados.

Durante los días, haremos grupos distintos de limpieza, comida, carga y descarga, orden, liturgia… Para que entre todos hagamos nuestra la peregrinación y vaya de maravilla.

¿Quién puede venir?

Jóvenes de 16 a 30 años, con sus grupos parroquiales, del colegio, movimiento… (si no tienes grupo, ponte en contacto con nosotros).

IMG_6984_compressed

¿Qué tengo que llevar?

  • Autorización de la Guardia Civil para los menores(formulario) y la Tarjeta Sanitaria Europea (Solicitud de la Tarjeta) ya que pasaremos por Fátima
  • Una mochila pequeña con la que andarás y una y solo una maleta que transportará el autobús
  • Saco de dormir y esterilla
  • Traje de baño y chanclas para la ducha
  • Neceser, toalla,…
  • Linterna, gorra,…
  • Ropa cómoda
  • Chubasquero
  • Calzado cómodo
  • DNI y Tarjeta Sanitaria
  • Tus medicinas de uso personal
  • Guitarra u otro instrumento

¿Cómo y dónde comeremos?

Hay un plan de comidas concreto para cada día. Algunas de ellas tendrás que llevarlas, pero la mayoría están incluídas en la inscripción. Mira el siguiente cuadro:

  23-jul 24-jul 25 al 30 de julio 31-jul 1 y 2 de agosto
Desayuno Comida de casa
Almuerzo Comida de casa Comida de casa (nosotros te daremos el pan) *Comida libre en Santiago
Cena Comida de casa

Para los días en blanco la comida la proporcionará la organización.

Información para grupos

  • Es muy importante que cada grupo venga acompañado por un responsable de grupo que esté al tanto del grupo y con el que podamos comunicarnos.
  • Unos días antes de la peregrinación, tendremos una reunión informativa con los responsables de cada grupo. Se os avisará.
  • El lugar exacto de salida se informará por medio de los responsables de grupo y por medio de la web.

b_precio

¿Cuánto cuesta?

250€

La pregunta del millón: ¡¡250€!!
Incluye transporte, comidas (que te indicamos en el cuadro), 3 noches en albergue, carteles, libro del peregrino, botiquín, coche de apoyo, logística…

¿Cómo puedo conseguir fondos?

Durante este tiempo te iremos sugiriendo ideas para que puedas sufragar la peregrinación. Si aun así no consigues costeártelo, ponte en contacto con nosotros para que podamos solucionarlo. ¡No te quedes sin ir por dinero!

Ideas para sufragar gastos: A la salida de las misas de tu parroquia, después de haberle pedido permiso a tu párroco, podéis vender:

  • Chucherías en las Misas con niños
  • Revistas parroquiales (como los jóvenes de la parroquia de San Mateo de Tarifa)
  • Mercadillo solidario en pro del Camino
  • Una tapita y una bebida

¡Colabora con la FILA 0!

La “Fila 0” es una manera de contribuir económicamente con los jóvenes, haciendo un donativo del importe que se quiera, de tal manera que los jóvenes que tengan menos dinero y quieran venir, se les pueda ayudar por medio de los donativos que se hagan.

El importe puede ser ingresado en el número de cuenta: 0237-0408-10-9166393052 de Caja Sur/BBK, indicando como concepto: “Fila 0+tu nombre”.

Después, mándanos un correo a info@enredadios.com para que podarnos ponernos en contacto contigo. ¡Gracias por tu generosidad!