EDJ ’18

¡Hemos celebrado el Jubileo de los jóvenes! El Encuentro Diocesano de Juventud estuvo marcado este año por la alegría del jubileo. Unos 500 jóvenes, Coro Diocesano incluido, se dieron cita para celebrar este gran acontecimiento junto con nuestro obispo D. Rafael.

La jornada dio comienzo en el colegio de María Auxiliadora, casa de las Salesianas, que tan amablemente abrieron sus puertas para acoger este acontecimiento. Tras la bienvenida, las presentaciones y la oración inicial dirigida por D. Juan Ramón, jugamos al tan divertido juego del Kahoot. Los 3 primeros puestos se llevaron su correspondiente premio, para participar en la rifa de un gran peluche con su cesta de chocolates. Tras haber roto el hielo, comenzó el momento esperado de la mañana, con el testimonio buenísimo de Pachi Fano, a quien agradecemos de corazón su presencia. Nos habló de ser de Jesús, lo único importante. ¡Todo para su Reino y para su gloria!

Después de esto, nos dispusimos a coger el perdón de Dios en la confesión, mientras el Santísimo estaba expuesto. Unos 10 sacerdotes de distintas parroquias que habían venido acompañando a sus grupos estuvieron disponibles para confesar,… ¡y no pararon! Para ganar el jubileo es necesario estar en gracia de Dios. ¡Así que, así lo hicimos!

 Tras la comida, anunciamos la estupenda peregrinación que realizaremos en verano a Covadonga y Liébana (tienes la info aquí: http://www.enredadios.com/wp/covadonga-liebana-2018/). ¡Tiene muy buena pinta!

Y por fin, cada joven recibió su camiseta del jubileo y peregrinamos a la Catedral. Allí, mientras sonaban las campanas y entrábamos por la puerta principal, nos esperaba el imponente Coro Diocesano, que se estrenaba en la solemne liturgia para alabar a Dios. Agradecemos al P. Rafael Cazorla todo el esfuerzo que ha realizado en la dirección y ensayos del Coro. Ya en la Misa, concelebrada por varios sacerdotes, D. Rafael nos invitó a mirar el Corazón del Buen Pastor, a seguir su voz. Un día de gozo, de comunión y para conocer el rostro de la Iglesia joven y viva en Cristo resucitado.

¡Tienes más fotos en Facebook!