Salir del sofá y ponernos frente a Dios

Jóvenes

Pilar Jiménez Regalado es, desde ayer, la nueva Delegada de Juventud de nuestra diócesis. No es nueva en este campo, durante la etapa de María Revilla ha estado siempre en la Delegación. Junto a nuestro obispo diocesano y a jóvenes del equipo de la Delegación, Pilar acudió el fin de semana pasado al I Encuentro de la Juventud de Andalucía celebrado en Málaga.

img_3935

Este fin de semana, nuestra delegación participaba en el I Encuentro de la Juventud en Málaga, presidido por Mons. D. Rafael Zornoza, ¿Por qué se ha realizado este I Encuentro?

El primer objetivo de este I Encuentro de la Juventud era fomentar la comunión entre nosotros: Tener un fin de semana de convivencia, de estar juntos, conociendo más al Señor y entre nosotros. El segundo, también importante, “cargar las pilas” para evangelizar, ver lo que hacen los demás y sentirnos acompañados.

¿Que destacarías de este encuentro?
De este I Encuentro de la Juventud de Andalucía destacaría el buen ambiente y, sobre todo, la comunión y alegría que hemos tenido entre todas las diócesis: tanto en el trabajo como en los momentos de oración. Realmente ha sido un encuentro “de comunión”. Nunca se había tenido este tipo de jornadas de los equipos de Pastoral Juvenil. Los delegados y responsables lo habían preparado con mucha ilusión y esfuerzo, sin saber incluso lo que iba a salir y el resultado ha sido muy bueno: nos hemos empapado del Señor y venimos con ganas de evangelizar

¿Cuál o cuáles han sido las aportaciones de nuestra diócesis en estas jornadas?        

Durante estos días, hubo uno momento en que nos reunimos por y cada diócesis hacía una aportación, explicaba una iniciativa que pensara que las otras diócesis no tienen; nosotros hablamos de la Escuela de Discipulado, aunque es algo sencillo, pequeño, es algo muy bueno que intenta hacer lo que el Señor hizo con los Apóstoles, que los llamó para que “primero estuvieran con Él”, para rezar con ellos a solas, enseñarles y luego mandarlos a predicar que es lo que dice el Evangelio. También hablamos de otras iniciativas con gran acogida como Holywins, las peregrinaciones…

Como responsable de la Pastoral Juvenil de nuestra diócesis ¿qué objetivos destacarías?                

La pastoral juvenil intenta ofrecer una ayuda eficaz, sobre todo en aquellas cosas en las que la labor de las parroquias con los jóvenes no llegan: de organización de peregrinaciones o encuentros, materiales, etc. Siempre teniendo en cuenta que el objetivo principal es que los jóvenes se encuentren con Cristo.

En los últimos años has podido conocer a fondo los jóvenes de la diócesis ¿Cuáles son sus inquietudes, humanas y espirituales?
Los jóvenes, de la diócesis o no, tanto a nivel humano como espiritual buscan la plenitud, ser felices, llenar sus vidas y vivirlas “a tope”, que es lo que todos buscamos, jóvenes o mayores. Es verdad que en estas edades vives más “a tope”. Buscas el sentido de la vida, y ese sentido de la vida sólo lo encuentran en el misterio del Verbo Encarnado.

Espiritualmente quieren encontrar Algo, Alguien, que les llene el corazón y que llene de sentido su vida humana, porque somos alma y cuerpo. A nivel humano, cuando encuentran al Señor, también empieza a crecer un una sed de búsqueda de la verdad, de querer saber más y formarse más. Son dos cosas unidas, cuando uno no conoce al Señor y tiene inquietud intelectual, según se va formando más, llega al Señor de manera casi natural y cuando se conoce al Señor nace el ansia de formarse a todos los niveles, espiritual y humano.

¿Qué pueden encontrar a través de la Delegación? 

Acogida: Un lugar en el que vivir la fe, en el que pueden formarse. Un lugar también en el que pueden ofrecerse para servir, para evangelizar.

En Cracovia, el Papa instó a los jóvenes a “salir del sofá”, a hacer algo grande con sus vidas ¿Cómo «sacar a los jóvenes del sofá» de la comodidad y ponerles frente a Dios?      

Es un problema grande de nuestro tiempo. Pero el Papa en Cracovia nos invitó a dejar huella en la Historia, nos preguntó si queríamos ser jóvenes “de sofá” o dejar huella. Si que es verdad que, aunque nos encante el sofá, cuando uno presenta de frente a Jesucristo se encuentra una identificación en nuestro corazón. Empieza a encontrar que ese vacío que queda en el corazón no se llena en el sofá, aunque lo tenga todo.

Una vez se encuentra con Cristo, en resumen, el corazón se identifica con aquello para lo que está creado. La respuesta está en la misma pregunta, ¿cómo sacar a los jóvenes de la comodidad y ponerlos frente a Dios?…¡poniéndolos frente a Dios! Por medio de muchas maneras: medios más divertidos como una peregrinación, un encuentro… para los más reflexivos una cena Alpha, para los que le guste la naturaleza, una excursión… siempre es presentar a Jesucristo en el momento adecuado.

Para terminar, ¿qué actividades nos esperan este curso desde la Delegación de Juventud?

Un curso lleno de actividades. Ya hemos tenido la primera Luz en la noche, tendremos otras tres a lo largo del curso, la próxima el 17 de diciembre. Pero para empezar el curso con fuerza, tenemos este año la peregrinación a la Virgen de la Oliva, a la que están invitados todos los jóvenes a partir de 4º ESO; nos acompañará también nuestro Obispo. Luego tendremos la escuela de Discipulado para jóvenes que quieran evangelizar, y estar en el equipo…

Durante este año tendremos las actividades de todos los años: la convivencia de juveniles en noviembre, la Vigilia de la Inmaculada, la entrega de la luz de Belén; el 1 de abril será el Encuentro Diocesano de Juventud… y en verano estamos intentando cerrar la peregrinación de los jóvenes a Roma, si logramos concretar todos los puntos. Además como este año es el centenario de las apariciones de Fátima queremos ir el próximo 13 de mayo a acompañar allí a la Virgen.