Testimonios

Desde Los Barrios… «¡Tenéis que vivirlo vosotros!»

Sergio-Los Barrios

Para mí la JPJ El Rocío 2013 ha sido una experiencia única con Jesús, la verdad es que nunca hubiese imaginado que en tan poco tiempo una persona pudiera conectar así con Jesús.

Esta experiencia ha hecho tomarme mucho más en serio mi vida como cristiano ya que estaba un poco «desgastado» y en estos últimos meses no le veía mucho sentido a mi vida vocacional, pero gracias a un campamento vocacional que tuve y a la JPJ he sido capaz de plantearme de verdad que quiere Jesús de mí.

En general, esta experiencia no es fácil de contar, pero si realmente queréis saber lo que sentí tenéis que vivirlo vosotros. Os aseguro que no tiene desperdicio alguno.

Para finalizar quería recordar una frase que el Padre Marco Antonio dijo en una eucaristía, y en mi caso tiene mucho sentido: «Nunca vuelve a casa, el mismo que salió de ella»

Sergio, Los Barrios
Pablo Lozano – Alcalá
PabloPara mí, la experiencia de la JPJ ha sido una experiencia inolvidable, pero desde mi punto de vista, la JPJ es un lugar y momento de encuentro con Dios y con otros jóvenes y ver que no sólo eres tú. En esos pocos días (que ojalá hubieran sido muchos más) es momento de demostrar a la humanidad cuál es el verdadero cristiano: un cristiano alegre y no lo que piensan las personas del cristiano que creen que la Iglesia es aburrida. Me quedo con un momento: “el camino”, porque en esa etapa, todo el mundo se ayudaba mutuamente y es por todo esto por lo que invito a toda persona creyente y con más motivo, a todo el que no crea, a seguir a Jesús.
Pablo Lozano, Alcalá
atalia Moreno – Cádiz
María-Natalia y AinhoaDeshaciendo una maleta llena de nuevas experiencias, me faltan palabras para darle al Señor las gracias por tantas cosas buenas que me traigo en el corazón.
El primer día estábamos todos un poco cortados, pero enseguida, los numerosos bailes, cantos y juegos nos unieron. Pude palpar cómo, cuando dos o más se reúnen en el nombre del Señor ahí está Él, porque ocurría algo especial entre nosotros, ya que, ante las dificultades que se presentaron, todos estábamos muy unidos y éramos muy felices, dándonos apoyo unos a los otros.
Cuando el sol cayó, la peregrinación hacia el Rocío fue aún más emocionante porque era el Señor quien me iluminaba el camino para seguir adelante mediante los testimonios de algunos seminaristas sobre su vocación.
El momento sin duda, más especial para mí en esta JPJ, fue cuando me confesé con el P. Carlos, en la ermita del Rocío, porque no era él quien me hablaba, sino el Señor y pude sentir, de verdad, el gran misterio y regalo de la confesión. Desde ese momento, para mí la confesión tiene otro sentido, ya que pude sentir su presencia.
Dios os lo pague a todos los que habéis hecho posible que esta JPJ marcara mi vida.
Natalia, Hnas de la Cruz, Cádiz
SÍ ES CRISTO QUIEN ENVÍA, NO HAY TEMOR.
Mirando hacia atrás y recordar todo lo vivido, me da una gran alegría saber que todo esto ha sido fruto de la intención de Dios, que ha querido reunirnos para que nosotros seamos ahora portadores de lo que allí hemos vivido.
Un testimonio no es testimonio si no se habla o escribe desde el corazón todo lo que allí Dios ha querido que vivamos.
Han sido unos días en los que la convivencia con muchos jóvenes de nuestra diócesis y del resto de Andalucía que estábamos unidos por un MISMO CORAZÓN, que latía a la vez de muchos jóvenes de todo el
Mundo. Conocer a Jóvenes que tiene inquietudes similares a las mías y que ahora somos amigos, y amigos en Cristo.
Escuchar testimonios, rezar juntos, el saber estar en cada momento, oración, fiesta, convivencia, Estar ante la presencia de la Dos Columnas de nuestra Iglesia, La Stma. Virgen, y la Eucaristía: Me ha ayudado mucho en esos días. Y sobre todo ahora que progresivamente me vienen recuerdos de momentos impresionantes.
Me gustaría también decir que no en la JMJ de Madrid, ni en la JPJ del Rocío, mi intención era asistir, y en mi se cumple lo que dice ese refrán, El hombre propone, y Dios dispone.
Pues con las pilas cargadas, tras estos maravillosos días vividos en comunión junto con todos los jóvenes del mundo. Os agradezco todo lo que cada uno de vosotros habéis hecho en estos días.
Juan Antonio Lobato, Alcalá
José Carlos – Chiclana
José CarlosPara mí ha sido una gran experiencia porque me ha ayudado a aumentar mi fe en Cristo. También he visto que la juventud somos el futuro; también vi que hay muchos carismas, pero todos con u mismo rumbo: evangelizar y ayudar al prójimo.
Otra gran cosa que vi, es que la confesión da vergüenza… pero ¡ayuda!
José Carlos, Chiclana
José Almagro “Tomate” – Alcalá
Tomate
Otro lugar, un mismo corazón.
Sin duda ha sido una experiencia única, yo iba solo con 3 jóvenes de mi parroquia al encuentro en el Rocío y al final he llegado a casa con muchísimos y buenos amigos.
Hemos vivido momentos buenos y malos pero sin duda en todo momento hemos sido una piña, hemos sabido cooperar y saber dar una palabra de ánimo a quien lo ha necesitado.
He visto como Cristo se vale de personas para hacer discípulos suyos, he visto a jóvenes llorando de emoción en la exposición al Santísimo, joven de rodillas ante la Blanca Paloma, joven con lágrimas en los ojos y rosarios en las manos, pero lo que más he visto ha sido un grupo unido.
La Diócesis de Cádiz y Ceuta hemos estado en todo momento unida. Prueba de ello fue cuando a 3 jóvenes les robaron TODO el dinero (ascendía a 150 euros). Hicimos una colecta entre todos los jóvenes de nuestra diócesis y se recogió el dinero al completo.
Ya no sigo más. Simplemente animar a la juventud a vivir y conocer a Cristo Vivo.
Un abrazo para todos los que hemos compartido esta peregrinación y gracias a todos por hacerla ÚNICA.
José Almagro - Tomate, Alcalá
María Garzón – Chiclana

María GarzónEl pasado domingo finalizado una gran semana, la JPJ, en la que los jóvenes de casi toda España y sobre todo de Andalucía hemos demostrado que Cristo es nuestra vida y que necesitamos su amor.

Nos han pedido dar testimonio de lo que hemos vivido esta semana y que ha sido lo que más nos ha impactado. Como yo soy muy tímida no me he atrevido a hacerlo delante de todos y prefiero dejarlo por escrito.

Me he dado cuenta de que no estamos solos en este mundo, ya que Cristo siempre está con nosotros, y no solo eso, también los más de 6000 jóvenes que han estado demostrando su fe.

Para muchos, yo entre ellos, ha sido una gran oportunidad para robustecer nuestra fe y formándonos con las catequesis de los obispos y los ejemplos de nuestros compañeros

En esta semana hemos hecho bastantes amigos, pero no solo eso, hemos tratado mas con nuestro amigo Jesús, que nunca te da la espalda ni te traiciona, hemos cantado y bailado y hemos aprendido a rezar con mas amor y fe.

Me gustaría dar las gracias a todos los voluntarios y a todos los que hicieron posible esa fantástica semana que nunca se nos olvidara, por lo menos a mí.

María Garzón, Chiclana
Al empezar a escribir este testimonio… no sabía muy bien por dónde comenzar. Tantos recuerdos juntos, tantas emociones mezcladas…. Una de mis ilusiones era ir a ese encuentro: Dios me llamaba y eso que hacía sólo un par de años había estado en el lado contrario, sin entender qué era lo que movía a tanta gente a pasar calor en la JMJ de Madrid, ahora había cambiado.
Los jóvenes de la diócesis de Cádiz y Ceuta tuvimos unos diíllas de encuentro precios, donde el calor, la oración, los cantos y bailes, un chapuzón en el embalse de Puerto Moral… cada segundo iba transformando aquellos peregrinos desconocidos en amigos y hermanos. Hasta que llegó el gran día: después de tres días de convivencia podríamos por fin ver a la Virgen del Rocío. Pero cuando llegamos, el cielo oscurecido por la noche, se volvió negro, ante la decepción de no poder entrar en la ermita, debido a una amenaza de bomba. Toda mi vida corrió ante mis ojos y descubrí lo idiota que había sido durante tantos años… Dios estaba a mi lado y yo lo había negado tantas veces… Sólo tenía ganas de rezar y rogar a Dios y a la Virgen para que todo quedara en un simple susto. Empezamos a rezar, con la ermita ante nuestros ojos, una de las oraciones que más he sentido en mi corazón… y abandonamos la plaza.
Al día siguiente, realizamos un Rosario nocturno: tantos jóvenes guiados por una pequeñísima llama que iluminaba nuestro camino y el ruido de fondo de nuestras oraciones… Me hizo sentir, que por mucho que anduviéramos por sendero oscuros, Dios siempre nos guiaría.
Al día siguiente, era la gran Vigilia. Todos allí tumbados en la arena; no importaba de qué diócesis fuéramos todos; todos éramos uno en aquel momento. Los testimonios me tocaron el corazón, nadie tenía miedo de hablar delante de 6000 personas, al contrario, se sentían dichosos porque podrían evangelizar contando toda su vida. Lo que más me ha marcado de la JPJ fue, cuando pasó la Cruz de los jóvenes ante mis ojos: sentí un gran dolor en mi corazón y escuché una voz que me decía: “Mira mi cruz… ¿Cuántas veces he cargado con tu cruz, me has sentido y te has negado a seguirme? ¿Cuántas veces te has sentido sola y te has negado a abrirme el corazón? Mira al fondo. Todos esos jóvenes me aman y han venido siguiéndome. Ven y sígueme”. Este día fue la continuación de mi cambio de vida. Hoy puedo decir que soy cristiana sin miedo a lo que puedan pensar. Si he encontrado un amor incondicional que siempre está ahí, si lo he sentido en mi corazón y he escuchado su voz, ¿quién me lo va a negar?
Desirée, Cádiz
El domingo dimos por concluida una de las mejores semanas que he pasado en mucho tiempo.
Desde el primer día supe que Dios me había brindado la maravillosa oportunidad de tener un encuentro con Él, no la podía desaprovechar y además contaba con la presencia de numerosos amigos con los que, a medida que pasaban los días, podía compartir mis experiencias.
Durante la peregrinación, Jesús ha puesto en mi camino a gente increíble que me ha sabido transmitir su amor a Cristo, se han convertido en un ejemplo para mí.
Tanto de las catequesis como de los talleres he aprendido muchísimo, la que más me gustó fue la del Obispo de Córdoba que expresaba todo tan claramente y contestaba todo de una manera tan precisa que pude aclarar las dudas que tenía con respecto al tema elegido.
Me encantaría que en 2016 seamos el triple de jóvenes los que viajemos a Cracovia.
Un mismo corazón.
Elvira Camacho, San José, Cádiz
Desde “EL CARMEN” hasta “EL ROCÍO”

El CarmenY llegó el tan ansiado día, en el que partíamos para El Rocío para compartir con más de 6000 jóvenes la Jornada PastoralJuvenil. Tras a llegar a la Aldea nos postramos a los pies de la Santísima Virgendel Rocío.

Lo primero que hicimos tras visitar a la virgen, fue visitar la Hermandad de Puerto Real, la que fue nuestra casa durante estos 3 días, después comimos y tuvimos tiempo libre, durante el cual aprovechamos para hacer amistad con los demás peregrinos.

Por la tarde tuvimos diferentes talleres, los cuales participamos la totalidad del grupo que iba desde la Archicofradía Carmelita de Los Estudiantes de Algeciras. Estos talleres los supimos aprovechar para conocer a nuevos amigos de las distintas Diócesis y para darnos cuenta que hay fe desde una simple oración hasta en un baile, entre otras muchas cosas más.

Después de los talleres fuimos a cenar, desde aquí dar las gracias al grupo joven de la Hermandad del Rocío de La Línea por el buen trato que nos dieron en todas las comidas.

Para culminar este día acudimos al Rosario, en el que nos dimos cuenta, que la Iglesia no está sola, hay juventud y nos reiteramos en la frase que dijo el Papa: HAY QUE SEGUIR LIANDOLA EN TODAS DIOCESIS.

Tras el viernes tan reconfortante que tuvimos, el sábado no podía ser menos, y ahí estuvimos la Diócesis, en la Hermandaddel Rocío de Cádiz, para comenzar el día recibiendo al señor en la Eucaristía y escuchando las palabras de nuestro Obispo Rafael en la catequesis, de la cual destacamos el mensaje que dio: TENEMOS QUE SEGUIR EVANGELIZANDO Y NO AVERGONZARNOS DE LO QUE SOMOS, CRISTIANOS.

A eso de media tarde acudimos a la “Feria de los Carismas” en la que nos recibieron varias congregaciones cristianas explicándonos como surgieron y lo que hacen en la actualidad.

Tras la cena, nos pusimos en marcha para acudir a la Vigilia. Aquí fue donde nos quedó claro que estábamos “EN OTRO LUGAR Y CON UN MISMO CORAZÓN”. Todo es positivo con respecto a ésta desde los testimonios hasta el coro, sin olvidarnos del momento de confesión que tuvimos con los Obispos y Sacerdotes.

Y como ya sabemos…todo lo bueno acaba.

El domingo, a primera hora de la mañana, partimos para el Real del Rocío, donde se ponía punto y final a esta maravillosa JPJ con una misa oficiada por los Obispos de las distintas Diócesis.

Solo nos quedan palabras de agradecimiento a todos los que han hecho posible que esta Jornada se haya llevado a cabo y hayamos podido disfrutar y compartir la fe de tantísimos jóvenes.

¡Ah! se nos olvidaba: ESTA ES LA JUVENTUD DELPAPA

Nos vemos pronto y gracias por todo.

Esther, El Carmen, Algeciras