Semana de Cine Espiritual 

Del 9 al 13 de mayo de 2011

 

«Firmes en la fe» es el lema de referencia de las películas elegidas para la Semana del Cine Espiritual que se celebra por primer año en nuestra Diócesis. El lema está en consonancia con la próxima Jornada Mundial de la Juventud que se celebrará en Madrid del 16 al 21 de agosto del 2011.

Para el cartel hemos elegido unos pies que se mantienen firmes y arraigados en una montaña de arena. En un lugar del que puede ser fácil caer porque las arenas se mueven, la persona, de la únicamente vemos algo de sus piernas, aparece estable y serena, casi como si de un árbol sembrado en la tierra se tratará, aunque también puede ser que este personaje este sostenido desde arriba por Alguien al que no vemos.

Sin duda, que esta imagen representa bien a una serie de personajes que aparecen en las películas de este año. Así el Nelson Mandela de Invictus es el líder sudafricano que a pesar de sus muchos años ha permanecido firme en la prisión y ahora le vemos conducir a su pueblo hacia la reconciliación. También el protagonista de El concierto, Andrei Filipov era el director de la orquesta del Teatro Bolshoi de Moscú que fue represaliado por las autoridades políticas hasta verse convertido en el encargado de la limpieza del teatro. Sin embargo,sigue soñando con encontrar la perfecta armonía interpretando el Concierto para violín y orquesta de Tchaikovski. William Willeforce era un diputado del parlamento británico de principios del siglo XIX que luchó tenazmente desde sus convicciones cristianas para la abolición de la esclavitud. En Amazing Grace veremos su lucha y constancia para enfrentarse todos los obstáculos. También el joven afroamericano apodado Big Mike logra superar la marginación convirtiéndose en un destacado jugador de fútbol americano en lapelícula ganadora de un Oscar Blind Side. La ayuda de Leigh Anne, genial madre coraje interpretada por Sandra Bullock, que desde sus convicciones cristianas le acoge en su familia, le dará fuerza para vencer las dificultades y experiencia de sentirse amado que le ayudará a renovar su confianza en las personas. El pequeño Oscar es un niño con leucemia, al que en los pocos días de vida que le quedan una voluntaria le invita a que escriba una serie de cartas de Dios. Basada en la obra Oscar y Mamie Rose de Eric-Emmanuel Schmitt el mismo autor la llevará a la pantalla en una película inolvidable. Todas ellas resaltan la motivación religiosa o cristiana y como los sufrimientos y las pruebas, en medio de las cuales San Pablo animaba a permanecer, se convierten en cada una de estas narraciones cinematográficas en la ocasión para vivir «firmes en la fe» (Col 2, 7).

Películas