Testimonios

Hola soy Patricia de Ceuta sonrisa

Aunque me cuesta explicar lo que siento os voy a contar un poco mi experiencia de esta peregrinación a la Virgen de los Santos.

Pues bueno como ya sabéis la mayoría me robaron el móvil en Santiago; por eso le estuve pidiendo uno a mis padres, pero lo que pasó es que ellos me dieron a elegir entre un móvil nuevo o ir a Alcalá. Ni siquiera me lo pensé, quería ir a Alcalá; por mucho que me cueste andar por la rodilla, valía la pena ir; además, tenía la necesidad de volver a encontrarme con Dios ya que lo había perdido y por mucho que iba a Misa, necesitaba una pequeña oración como la que nos preparan. En Santiago todo lo que me había perdido en dos años, lo volví a encontrar. Por eso tenía tantas ganas de volver a esa sensación. Ha sido algo increíble cómo, por segunda vez, Dios se ha hecho ver fácilmente por lo menos conmigo.

Como les he contado a varias personas, hay algo que, cuando pusieron delante de mí un simple pan, hizo que viera algo grandísimo. Sentí que Él ya sabía lo que quería de mí, pero es algo difícil de explicar ya que cada uno lo siente de una manera diferente. Lo único que espero es que todo el mundo que vaya, lo sientan como a mí me ha pasado, porque es algo maravilloso, algo que te puede cambiar por completo. A pesar de todo también he vuelto a ver a grandes personas que conocía en Santiago como a María de Alcalá, también me llevo a una buena persona y amiga como Silvia.

Con la VirgenY sí, Dios siempre ha estado ahí pero yo nunca lo he llegado a ver como realmente tiene que ser. La verdad que me llevo una experiencia nueva y que gracias a estas peregrinaciones mi fe va aumentando.

Me ha dado muchas fuerzas de seguir adelante con todo esto y poder llegar a atraer a personas que tienen una pequeña curiosidad por conocer a Dios y que puedan intentar tener esa fe que intento también conseguir yo.

Quiero darle gracias a Dios por ponerme delante a personas como a María, Pilar, Juan Ramón y sin que falte al mejor Obispo que puede tener esta pastoral.

Y que nos volveremos a ver si Dios quiere en Lourdes. ¡Hasta la próxima!

Patricia, Ceuta
Hola peregrinos ^_^

Soy Lidia. Sí, una de las 3 caballas que fuimos a la peregrinación hacia la Virgen de los Santos.

Aunque ya dí me testimonio allí un rato antes de partir hacia nuestras casas, lo voy a volver a compartir convosotros. Aunque ahora será un poquito más compleja y posiblemente diferente :/

Desde que acabó el viaje del caminoSantiago, he estado contando los días para volver a reencontrarme con todos. Ha sido tan fuerte la unión de la última peregrinación que ya cada vez nos cuestan más las despedidas.

Desde que colgaron en la web la información para la peregrinación he estado animando a la gente hasta último momento tanto de aquí como ciertas personillas que tenían la duda de si ir o no de Cádiz; veía que me iba a ir yo sola de Ceuta, porque cada vez íbamos siendo menos los que querían ir y la verdad que me dio pena porque son experiencias únicas; estuve hablando con Pilar a ver que se podía hacer para animar a la gente pero llegué a la conclusión y se lo dije que… «muchos somos los llamados,pero pocos los elegidos” y durante toda la peregrinación me ha estado dando vueltas esta famosa frase; y al final se unieron a este viaje Patri y Mariafri.

Todos los que fuimos nos unía algo a parte de la amistad, las risas (que han sido muchas y en todo momento en esta peregrinación)… y era ÉL. Nos ha reunido a todos en un mismo camino para enseñarnos cómo ser pescadores de hombres (como se dijo en la catequesis del sábado) y darlo a conocer por los diferentes medios (catequesis, movimientos, convivencias, coro…)

Esta peregrinación hacia la Virgen de Alcalá, me ha dado la fuerza suficiente para reactivarme y que se me prenda más fuerte esa llamita de FE que iba flojeando por ciertos motivos. Bajo su manto y en el momento del rosario me acordé de todos los que no les ha sido posible asistir, por la consagración de ELI y por todas sus hermanas (en especial María y Pilar, que hacen posible esto junto al Obispo) y por las vocaciones y el seminario. También me ha ayudado mucho las charlas que he tenido con determinadas personas que me han servido para reflexionar.

Silvia, María, Lidia, Patri y ChusComo ya he dicho cada uno de estas peregrinaciones son únicas, personales y especiales que hay que intentar aprovechar esta oportunidad porque no se sabe cuándo se va a poder volver arepetir.

Para acabar tengo que decir que se ha echado en falta muchas personas que conocí en verano, pero que a cambio el Señor ha puesto en su lugar a otras personas.

Bueno, pues con todo esto, ya me despido, y ya estoy deseando reencontrarme con todoooosss. Y sobre todo y si DIOS quiere: Próximo Destino… #LourdesCyC

PD:Tengo mucha ilusión de empezar las nuevas actividades que ha propuesto el obispo para nosotros los jóvenes y llevarlas a cabo en los diferentes lugares de la Diócesis

Lidia, Ceuta
Hola soy Lucia de Chiclana.

Bueno aquí va mi testimonio, aunque me cuesta un poco expresar lo que he vivido. Yo iba con muchísimas ganas de conocerla, de pedirle por todas las personas que me lo pidieron, por todos los que no pudieron ir. En la exposición al Santísimo me di cuenta que en un simple trozo de pan podría estar algo tan importante como Dios, notar cómo te iba calando con aquellas palabras de María, sentir que de verdad estaba ahí a tu lado, contigo. Esos ratitos de silencio en el camino me ayudaban tanto y esos rosarios; en Santiago fue cuando empecé a rezarlos de verdad y ahora deseo que en el día, en el momento de caminar, diga Pilar parémonos para rezar el rosario, venga por quien lo ofrecemos y andar mientras lo rezamos.

Tantas veces escuche a lo largo del verano porque si la Virgen de los Santos, porque si es especial, que me puse a pensar y dije algo especial tiene que tener y es cierto lo tiene. Muchas gracias por hacer posible todo esto, gracias a la diócesis de Cádiz y Ceuta, a María y a Pilar, a nuestros queridos curas y sobre todo a nuestro Obispo. Me llevo tantas alegrías, tantos amigos, tantas emociones vividas que solo tengo un gran gracias por hacer que todo sea posible.

Lucía, HN, Chiclana
Hola soy Luis Alfonso de Tarifa

La peregrinación a Santiago me dejó tocado en muchos sentidos, conocí a gente maravillosa y muchos de ellos me hablaban de la Virgen de los Santos. Tanto se habló de ella que me llenaba de ganas por ir a verla.

Mis compañeros de Tarifa no podían ir y «me vi solo» pero pensaba que toda la gente que había conocido en Santiago me la puso Dios por delante para vivir experiencias y para crecer en la fé. Ya con la seguridad de ir, un compañero se unió a vivir tan increible peregrinación.

Para mí fué especial… son muchas las misas a las que he asistido, los padre nuestro rezados… pero la misa frente a la Virgen de la Victoria fué… no tengo palabras de lo que sentí, es un sentimiento que te hace decir: empiezo a sentir la misa como realmente es. Pero a la vez piensas que eres muy pequeño, pecador y poco merecedor de lo que vas a recibir, pero cuando Dios se une contigo es muy grande lo que se siente, y eso me di cuenta allí.
Aquella noche frente al Señor, el tiempo pasó volando y nada mas terminar me faltaban palabras de agradecimiento al Señor por todo lo que hace por mi y por aquel momento.

En conclusión puedo decir que en esta peregrinación me he dado cuenta de verdad que Dios me quiere, nos quiere, pues cuando buscas a Dios con un grupo tan especial como el que formamos es normal que ocurran estas cosas y salgan testimonios que algunos no entienden pero nos hace felices.

Luis Alfonso, Tarifa
Hola soy Olga de San Roque.

No es fácil para mi describir todo lo vivido en estos dos días. Yo llegue este fin de semana animada por una amiga y decidí acompañarla. Era mi primera peregrinación y no sabía con que me iba a encontrar y como me iban a acoger.

Hoy, tras varios días de reflexión puedo decir que ha sido una de las mejores experiencias de mi vida. Es increíble como un grupo de personas que no conocías de nada puede hacerte sentir tan bien, tan a gusto y cómoda. Saber que puedes compartir con ellos tus creencias sin miedo a ser juzgada.

Han sido muchos los momentos especiales que hemos vivido, los rosarios, la catequesis, los momentos de reflexión por el camino, etc… pero si me tengo que quedar con uno sería la Exposición al Santísimo. Fue un momento muy emotivo para mi ya que pude desahogarme y conversar con Dios como nunca lo había hecho. En ese momento me di cuenta que vale la pena pararte todos los días unos minutos y hablar con él porque el siempre está ahí esperándote cada día para ayudarte y levantarte en los momentos difíciles y disfrutar contigo de los mejores.

Por otro lado, también fue increíble la misa ante la Señora de Los Santos, tantos kilómetros andado tuvieron su recompensa. Yo ya había ido a ver a la Señora en otras ocasiones pero nunca había tenido la oportunidad de presenciar una misa allí en su santuario.

Esta claro que estos dos días tan cortos e intensos han marcado en mi vida un antes y un después. Quiero agradecer a todos los que han hecho posible que pudiera vivir esta experiencia, os puedo asegurar que esta será la primera peregrinación de muchas.

Olga, San Roque