llegada a MadridTras el concierto de Nico Montero y al son de su himno: «FIRMES EN LA FE», nuestros jóvenes fueron abandonando la capital gaditana en sus respectivos autobuses, eran alrededor de las 3 de la madrugada cuando todos los peregrinos extranjeros ya habían abandonado la ciudad y tocaba el turno de los nuestros.

El viaje se desarolló con normalidad aunque con algún retraso por el tráfico al llegar a Madrid que les hizo rodear la ciudad hasta llegar a su destino en la calle Fuencarral. Allí las religiosas de María Inmaculada se encargaron de la bienvenida, a eso de las 13.00 h. de la tarde, facilitándole las mochilas y acreditaciones mochilaspara participar en las actividades programadas hasta el próximo 21 de agosto.

Sin duda esta será una experiencia que no podrán olvidar en la vida y la mochila que han recibido vendrá cargada de buenos recuerdos, grandes amistades y sin duda impregnadas de un renovado AMOR A CRISTO.